Va al contenido
Logo Tracce

PUERTO RICO

Protagonistas o nada

CL Puerto Rico
18/10/2016

El cambio de época
Parece que somos la generación que está atravesando en primera persona y sin aparentes puntos de referencia un tsunami, un cambio de época sin precedentes. Certezas y evidencias, hasta hace poco compartidas por todos, se han derrumbado. Una de las consecuencias de esta nueva era es el creciente desasosiego, desencanto y desesperanza respecto a las instituciones, de manera principal en lo referente a la política. Fenómenos como el de Beppe Grillo en Italia o Podemos en España son solo algunas de las propuestas políticas que aparentan estar en contra del sistema. El éxito de políticos tan diferentes como Trump y Sanders en Estados Unidos puede ser interpretado también como el fruto de este caldo de cultivo. Hasta en Alaska un candidato independiente gobierna el segundo estado petrolero de EEUU. El apoyo popular a estos candidatos o el sumarse a estos colectivos políticos indican el deseo de justicia arraigado en el ser humano que permanece aun dentro de este cambio de época.

La desesperanza
En Puerto Rico este cambio de época nos toma en un momento particularmente difícil, tanto desde el punto de vista económico como desde el punto de vista de nuestra identidad. En los últimos años de administración de los dos partidos principales, el desempleo se ha incrementado y ha crecido sin medida la percepción de que no hay futuro para quien permanece en la isla. Si en las elecciones anteriores los problemas principales eran la inseguridad y las drogas, ahora lo que domina parece ser la desilusión por un país donde no se sabe por dónde empezar a reconstruir. Hacer las maletas y abandonar la isla se ha convertido para muchos en la primera y dramática opción. Los jóvenes profesionales, desencantados por las instituciones políticas, son los primeros que intentan realizar sus vidas fuera de nuestra isla. A este clima de desesperanza ha contribuido en este último año el revelarse de la gravedad de la crisis fiscal y el nombramiento de una Junta de Control Fiscal por parte de EEUU, que relega a un papel secundario el gobierno de los puertorriqueños y parece destruir definitivamente la ilusión de ser un pueblo que tiene en sus manos las riendas de su futuro. En este contexto nos toca enfrentarnos con una situación completamente nueva que hace imperativo volver a mirarnos y pensar en lo que somos.

La construcción posible
Este momento es un enorme desafío para todas aquellas personas que más allá de líneas partidistas tengan el deseo de enrollarse las mangas para trabajar por el bien común. Tal vez nunca antes hemos estado frente a la posibilidad de entender la urgencia del protagonismo de cada persona como en esta ocasión. Será importante ir a votar con la clara perspectiva de que ya no es el tiempo de las peleas, sino de estar abiertos para dialogar y encontrar a quienes deseen como nosotros no solo permanecer en la isla, sino construirla. Estamos llamados a ser protagonistas de nuestra historia como nunca antes. Es el tiempo de que quienes tienen un ideal y razones para esperar se junten con la riqueza de sus diferencias para la construcción de nuestra casa común. Votaremos solo por personas dispuestas a compartir esta apertura y este trabajo común.

 
 

Créditos / © Asociación Cultural Huellas, c/ Luis de Salazar, 9, local 4. 28002 Madrid. Tel.: 915231404 / © Fraternità di Comunione e Liberazione para los textos de Luigi Giussani y Julián Carrón

Vuelve al inicio de página