Va al contenido
Logo Tracce

NOTICIAS

«Siempre quiso señalar lo esencial: Jesucristo encarnado en la realidad actual»

Angelo Scola
12/09/2017 - El mensaje que el cardenal Angelo Scola, administrador apostólico de la diócesis de Milán, ha enviado a monseñor Matteo Zuppi, arzobispo de Bolonia.

Excelencia Reverendísima:

Debido a la imposibilidad de participar personalmente en las exequias, quiero hacerle llegar, con mi oración y afecto, a usted, a la Iglesia de Bolonia y Ferrara, a sus hermanas Annamaria y Norma y a toda la familia, mis condolencias por la pérdida de mi queridísimo amigo cardenal Carlo Caffarra.

La Providencia me ha concedido trabajar codo con codo con él durante muchos años. En el Instituto Juan Pablo II, en la Congregación para la Doctrina de la Fe, en el contexto de la Conferencia Episcopal Italiana. Así aprendí a conocerlo, admirando la profundidad y radicalidad de su vida cristiana –era impresionante su manera de celebrar la Eucaristía–, su disponibilidad a dialogar con cualquiera que se lo pidiese, sobre todo con familias probadas y con jóvenes confusos en su camino afectivo.

Por otro lado, estaba a la vista de todos su competencia teológica y canonista, que se alimentaba de las fuentes directas de la sagrada doctrina y, con gusto especial, de la literatura y la música. Era extraordinaria y siempre muy admirada por sus alumnos su capacidad de enseñar. Riguroso y claro, incluso en las cuestiones más complejas y delicadas.

Sobre todo, como mostró a lo largo de los años de su ministerio episcopal, su personalidad sacerdotal se reveló en su intento constante de reconducir su predicación y magisterio a lo esencial: Jesucristo vivo y presente, encarnado en la realidad actual.

Franco y leal al tomar postura, sin ningún temor a las posibles consecuencias, se movió siempre con recta intención y por el bien de la Iglesia. Algunos le consideraban tan solo un intelectual, pero sorprendió a todos a lo largo de su ministerio episcopal en Ferrara y Bolonia por la sensibilidad de su cálida apertura a la hora de relacionarse con todos los fieles, y por su pasión a la hora de buscar una relación clara, pero llena de respeto, con la sociedad y sus instituciones.

El cardenal Caffarra no solo deja un vacío en la Iglesia italiana. Y nosotros, que vivimos con la esperanza cierta de volver a verlo en la otra orilla, estamos convencidos de que don Carlo no dejará de acompañarnos en el camino terreno que aún nos queda.

Lo confiamos a los brazos misericordiosos del Padre.

Con sentimientos de vivo afecto colegial

+ Angelo Card. Scola
Administrador apostólico


 
 

Créditos / © Asociación Cultural Huellas, c/ Luis de Salazar, 9, local 4. 28002 Madrid. Tel.: 915231404 / © Fraternità di Comunione e Liberazione para los textos de Luigi Giussani y Julián Carrón

Vuelve al inicio de página